Sauna de Rayos Infrarrojos
     
    ¿Qué son los rayos infrarrojos o la radiación infrarroja?

    La radiación infrarroja abarca una banda del espectro de la luz. Sin embargo, porque su longitud de onda es mayor a los de la luz visible, este tipo de luz no es visible para el ojo humano; sólo se percibe como radiación térmica (calor). 

    Los rayos infrarrojos son responsables de la sensación de calor que percibe el cuerpo humano y se transmite a través de emisiones electromagnéticas. 

    El nombre de infrarrojo significa “por debajo del rojo” pues está de lado izquierdo del color rojo en el espectro visible.
    El rango de la banda de longitudes de onda va desde unos 0,7 hasta los 1000 micrómetros. Y son clasificados, de acuerdo a su longitud de onda, de este modo:
    infrarrojo cercano (de 800 nm a 2500 nm)
    infrarrojo medio (de 2.5 µm a 50 µm)
    infrarrojo lejano (de 50 µm a 1000 µm)
     
    Cuanto más corta es la longitud de onda, tanto mejor atraviesa el aire. La radiación infrarroja de onda corta genera calor por calentamiento del cuerpo sobre el que incide, sin calentar con ello el aire circundante. Un buen ejemplo de este modo de actuar es el efecto que se produce cuando se pasa de la sombra a la luz del sol. Si bien la temperatura ambiente es la misma, se tiene la sensación de una temperatura mucho más elevada bajo la incidencia directa de los rayos solares. 
    Por el contrario, la radiación infrarroja de onda larga no produce este efecto, sino que calienta el aire circundante, de modo que necesita mucho más tiempo para dar una sensación de calor.

    ¿Por qué se les denomina también “luz de la vida”?
    Porque los rayos infrarrojos que emite el sol son indispensables para la vida. 

    ¿Qué los produce?
    La radiación infrarroja es emitida por cualquier cuerpo cuya temperatura sea mayor a −273,15 °C.
    La materia, por su caracterización energética emite radiación. 
    La mayoría de los objetos a temperaturas cotidianas tienen su máximo de emisión en el infrarrojo. 
    Los seres vivos, en especial los mamíferos, emiten una gran proporción de radiación en la parte del espectro infrarrojo, debido a su calor corporal.
    La potencia emitida en forma de calor por un cuerpo humano es alrededor de 1000 vatios.   

    ¿Es el calor infrarrojo seguro?
    El calor infrarrojo es completamente seguro y beneficioso. De hecho, es tan seguro que los hospitales lo utilizan en las incubadoras de bebés recién nacidos.
    El calor infrarrojo es parte de la banda segura de la luz. No se deben confundir con los rayos microondas o con los rayos ultravioleta (UV), los cuales si son perjudiciales para la salud.

    ¿Quién los descubrió y cómo?
    Los infrarrojos fueron descubiertos en 1800 por William Herschel, un astrónomo inglés de origen alemán. Herschel colocó un termómetro de mercurio en el espectro obtenido por un prisma de cristal con el fin de medir el calor emitido por cada color. Descubrió que el calor era más fuerte al lado del rojo del espectro y observó que allí no había luz. Esta es la primera experiencia que muestra que el calor puede transmitirse por una forma invisible de luz. 
     
     
    ¿Qué diferencias hay entre el sauna tradicional y el de rayos infrarrojos?
    Los saunas tradicionales necesitan calentar el aire hasta temperaturas elevadas entre 80-105 ºC. En estas saunas, el calor que se siente es elevado y se puede notar dificultad para respirar. 

    Las saunas de infrarrojos funcionan de manera diferente, utilizando longitudes de onda del infrarrojo lejano que calientan el cuerpo directamente, sin necesidad de calentar el aire. Esto significa que las temperaturas pueden ser mucho menores, entre 40-50 ºC, pero el calor penetra más profundamente en los tejidos y por lo tanto es más eficiente. 

    A pesar de las bajas temperaturas, la capacidad para desintoxicar es de 7 a 10 veces mayor que en las saunas tradicionales. Las saunas de infrarrojos son reconocidas por los expertos como el método más eficaz para liberar el organismo de sustancias tóxicas y metales pesados.

    Cuando los rayos infrarrojos inciden sobre nuestra piel, los átomos de la superficie absorben la energía de los rayos y la distribuyen directamente por el cuerpo a través de la circulación sanguínea. Se desarrolla de esta forma el calor subcutáneo a través de la oscilación de moléculas en el cuerpo.

    Los rayos infrarrojos penetran de 2 a 3 cm de profundidad en el cuerpo, por lo que se produce un efecto calórico en los tejidos y órganos internos. El sistema termorregulador reacciona incrementando el ritmo cardiaco y los vasos sanguíneos se dilatan, de modo que aumenta la circulación sanguínea, a través de la cual nuestro cuerpo se alimenta y desintoxica. El sistema circulatorio se fortalece, especialmente el corazón. Para enfriar naturalmente el cuerpo se provoca la sudoración a través de la cual el cuerpo se desintoxica. 

    ¿En qué casos está contraindicado el sauna de rayos infrarrojos?
    - Mujeres embarazadas.- Enfermedad de Addison.- Infartos recientes.- Esclerosis múltiple.- Insuficiencia renal aguda.- Ancianos en estado de salud delicado.

    ¿Qué beneficios se obtienen utilizando una sauna de infrarrojos?
    Reduce el estrés y la fatiga. Fortalece el sistema inmunológico. Reduce las contracturas musculares. Mejora problemas de la piel, como celulitis, eczemas y psoriasis. Mejora la tersura y la hidratación de la piel. Reduce el dolor articular y muscular en artrosis, atritis, reuma y trastornos musculo-esqueléticos. Mejora la circulación sanguínea. Favorece la eliminación de toxinas restableciendo la capacidad del cuerpo para sanarse a sí mismo y nutrirse.

    ¿Con qué frecuencia debo utilizar la sauna de infrarrojos?
    Dependiendo del grado de intoxicación de la persona. Puede usarse diariamente o de 1 a 3 veces por semana.

    ¿Cuánto tiempo debo permanecer en la sauna?
    Por lo general, de 25 a 30 minutos es el tiempo recomendado.

    ¿Qué temperatura es la más adecuada?
    Se recomienda sesiones a partir de 35 hasta 45 ºC. No son necesarias temperaturas más elevadas y no es aconsejable exceder de 55ºC.

    ¿Es necesario realizar algún mantenimiento de la sauna?
    La sauna de infrarrojos no tiene ningún tipo de mantenimiento. Tan solo limpiarla por dentro cuando sea necesario con un aspirador.
     

    Agregar un comentario

    Tu nombre

    Tu dirección de correo (no se mostrará)

    Mensaje *

    Ingrese este código para prevenir el spam *

    © 2014

    24011